11 de junio de 2011

PRENSA OBRERISTA EN EL POBLENOU DE FINALES DEL S.XIX- (y2)


"El Eco de Toneleros" fue una publicación obrerista y eso que las características del trabajo de tonelero (boter), con una práctica manual y preindustrial lo apartaban del trabajo proletarizado. Así pues se partía de una conciencia más bien gremial pero por ser un trabajo duro, con horarios muy relativos, se tenía que luchar también por su dignificación y contra la sobreexplotación, pues el tonelero era un oficio artesano bien pagado pero que por ello recibía también la presión de la competencia desleal.
La Federación de Oficiales Toneleros se crea en 1871 y a finales del 1872 deciden adherirse a la FRE de la AIT (Primera Internacional) así pues su orientación es inequivocamente obrera. En el XV congreso (1887) celebrado en Sans (Sants) se decide publicar "El Eco de Toneleros" como portavoz de la federación y es allí primero donde sale hasta el 1889, en que comienza a editarse en Sant Martí de Provençals, coincidiendo con el cambio de nombre a "El Eco de Obreros Toneleros". La redacción está en la carretera de Mataró 164 y luego también en la calle Wad-Ras 25. En aquellos años coinciden varios congresos y alguna conferencia de la Federación en el municipio.

El periódico constaba de cuatro hojas y pretendía salir mensualmente, cosa que hacía de forma bastante irregular. El contenido era de comunicación en clave interna, noticias del oficio, cajas de resistencia, pero también incluía algún "artículo de fondo" no muy extenso del estilo que sigue:
“El capital que, producido por el trabajo acumulado, debiera ser fuente de armonía y riqueza universal, sirve tan sólo, aún entre nosotros, de manzana de la discordia, aniquila despiadadamente a quien con su sudor lo crea y divide a los hombres en clases dominantes y dominadas, en amos y esclavos /…/ La camarilla explotadora sólo procura dar ocupación a los trabajadores más estrictamente necesarios, a fin de poder hacer tranquilamente su negocio con razón del sobrante de brazos siempre existente /…/ Razón sobrada nos asiste para protestar enérgicamente contra tanto abandono como existe en el desenvolvimiento de la vida en la familia obrera.”
Algunos de los que se expresaban en sus páginas fueron militantes influyentes en su época, como Andreu Julivert, tonelero miembro del grupo Aliancista de Barcelona (Bakuninista), que luego parece que se trasladó al Vendrell y allí organizó la sección local, y Jaume Anglés, dirigente histórico de la sección de Sant Martí de Provençals y que tuvo un papel decisivo en la marcha de la Federación._____________________________________________________



"Las organizaciones traen en sí el germen de la sumisión, del idiotismo e imbecilidad". Con este lema en su cabecera se editaba este periódico anarco-comunista que salió en Sant Martí de Provençals a finales de 1895 y del que sólo se conocen dos números. Su existencia demuestra la presencia de algún pequeño grupo individualista, una tendencia poco común en el movimiento anarquista de aquella época. Su director era José Llovet del que no se tiene ninguna noticia y que justifica el título de la publicación de la forma que sigue:

“¿Qué el nombre de la Unión Obrera es impropio del periódico que combate las organizaciones? Para quienes se han concretado a /…/ estudiar la cuestión social en los estrechos moldes y ambiente vicioso de una sociedad obrera o bien de tal o cual grupo de propaganda, etc. podrá ser así: Mas para nosotros no ¿ Y por qué? Porque nos ha servido de lecciones todos los hechos /…/ El estudio de los hechos nos han dicho que en vez de la “Unión obrera”, que en ellas se buscaba, de ellas ha salido la mayor discordia entre los obreros y de aquí a nuestra vista resulte todo lo contrario.Ahora bien. ¿Si de las prácticas orgánicas ha resultado, la desunión obrera; del movimiento antiorgánico no ha de resultar la unión en todos los casos que las circunstancias e intereses de la clase la reclama?"

7 de mayo de 2011

:La princesa Dolça y Sant Martí de Provençals:

El blasón de Provenza con campo de zur con lambel de Provenza, también presente en el escudo adoptado a mediados del XIX por el municipio de Sant Martí.

A pesar de que las diferencias entre Leyenda e Historia son claras en la teoría, sobre el papel una y otra se mezclan, la Leyenda forma parte de la Historia y la Historia de la Leyenda. Un buen ejemplo es el relato que sigue de Joan Amades, etnólogo y folklorista, donde asocia la presencia por estos territorios de la princesa Dolça de Provenza (1095-1127), casada con Ramón Berenguer III, con el topónimo con el que desde antiguo se conoce a la demarcación donde existía una pequeña capillita dedicada a Sant Martí de Tours. Aunque parece cierto que tiene el origen en esta región francesa, el término "Provençals" ya aparece documentado en 989. Lo cual no resta un ápice de atroz belleza a la... Leyenda?

LA PRINCESA DOLÇA DE PROVENÇA
Ramon Berenguer va contraure matrimoni amb la princesa Dolça de Provença. En venir la dama a Catalunya, la van seguir un estol de cavallers provençals per fer-li companyia perquè no enyorés la seva terra. El comte els concedí terrenys i propietats prop de la ciutat, pel costat on hi havia la capelleta de Sant Martí, per la qual cosa aquell indret va prendre el nom de Sant Martí de Provençals. El comte hi construí també com una casa de camp, encara subsistent, si bé molt reformada, situada prop del camí que avui mena de la ciutat a Montcada, i que té per nom la Torre de Fang. La dama provençal anava sovint a passar uns dies en aquella finca amb el propòsit de trobar-se més a la vora dels seus paisans i viure amb ells a l'estil de la seva terra. Hi hagué un temps en què la comtessa feia sovintejar més les visites, i aquestes eren més llargues que abans no solien ésser. La preferència de la dama per la casa de camp va fer entrar en sospites el comte, que manà al seu servei que la vigilessin. I no van trigar a sorprendre les visites d'un jove i gentil trobador que, des del peu de la finestra de la casa, dedicava a la comtessa els més inspirats fruits de la seva lira. El comte, en saber la infidelitat de la seva esposa, es posà furiós i jurà venjar-se'n. Manà que fos pres el trobador sense fer fressa, de manera que la seva esposa no ho sabés. Un cop en poder de la gent del comte, el féu matar, manà que li traguessin el cor, el féu guisar pel seu coc i portar a taula en un àpat. La comtessa, ignorant de què es tractava, se'l va menjar. Després el comte li preguntà si li havia agradat aquell plat tan fi, que ell havia manat guisar expressament per a ella. El seu marit li féu conèixer aleshores què era el que acabava de menjar. La comtessa en tingué un gran disgust i jurà no menjar mai més cap altra cosa, car no volia profanar la boca per on havia passat el cor del seu trobador ingerint altres coses, que, per bones que semblessin, totes foren bastardes comparades amb el que acabava de menjar. La comtessa morí de gana, perquè no volgué tastar cap engruna de res més. Traducción al castellano

video
La Princesa Dolca De Provenca - TROBAR DE MORTE

25 de febrero de 2011

Ricardo Sanz, el afán de lucha y de leyenda.

Ricardo Sanz García, fue un dirigente anarquista nacido en Canals, provincia de Valencia, en 1898. Hijo de campesinos empezó a trabajar a los 12 años en una fábrica de harinas haciendo largas jornadas de más de doce horas. A los dieciséis años se traslada al barrio del Poblenou donde residían unos familiares y trabaja en una industria de tintorería textil, afiliándose a la CNT. Amigo de Pau Sabater "El Tero",compañero de sindicato que trabajaba en el Poblenou en la tintorería "Canilla" y que sería asesinado por los pistoleros de la patronal. Formó parte del comité de huelga de "La Canadiense" del 1919.
Su actividad militante se acentúa a partir de 1920 y participa en las actividades del grupo "Los Solidarios", es entonces cuando entra en la cárcel. "Mi escuela se inicia con la primera detención en el año 1920 y las prisiones de Zaragoza, Madrid, Barcelona, Eibar y San Sebastián fueron mis universidades y de la mayoría de los sindicalistas de mi época..."
Una vez libre combina su trabajo primero en la construcción y después en el "ramo del agua" con su participación en la denominada "gimnasia revolucionaria", en la que se destaca defendiendo las tesis "faistas" contra los "treintistas" y publicando un furibundo opúsculo titulado "Los Treinta Judas", a pesar de su aprecio tanto a Pestaña como a Puente. Ocupa cargos en el comité nacional de la CNT y mantiene una intensa actividad propagandística por toda la península.
La víspera del golpe fascista del 19 de Julio de 1936 es de los que velan armas como miembro del grupo "Nosostros" en el piso de Jover de la calle Pujades junto a García Oliver, Durruti, Ascaso, Ortiz, etc, para salir a la calle a combatir a los militares sublevados y mostrándose en primera linea en la lucha de Atarazanas, requerido por el grupo*.

Sanz es de los que duda entre seguir la consigna de García Oliver de "ir a por el todo" y la mayoritaria posibilista que acabaría en el colaboracionismo interclasista. Ocupa diversos cargos de responsabilidad, entre ellos el de jefe de la Columna Durruti, cuando éste muere en el frente de Madrid y que posteriormente se convertiría en la 26 División. Experiencia que relata en el libro "Los que fuimos a Madrid".
Con la derrota en 1939, pasa a Francia donde es internado en el campo de Vernet y luego trasladado a Argelia y aquí una vez liberado por las fuerzas aliadas trabaja como panadero. En 1945 marcha de nuevo a Francia defendiendo las tesis colaboracionistas, pero su activismo va decreciendo y según los que le conocieron entonces cayó en gran medida en la megalomanía, quizá víctima de esa oratoria épica de aquellos tiempos y de haber vivido, en primera persona, el momento más álgido de la lucha de clases. Antes de morir en el 1986 asiste al congreso de 1983 de la CNT siguiendo a los escindidos.
---oOo---
* Según  Antonio Ortiz,  Sanz es requerido por el grupo  cuando se precisan cartuchos de dinamita para el asalto final de Atarazanas
"Para buscar las bombas o los cartuchos hay que ir a Pueblo Nue­vo. Toma la voz cantante García Oliver para decirme: «vas al Poble Nou y buscas a Sanz que tiene que venir a reunirse con el grupo. Está en la Rambleta con Taulat, en la Pubilla del Taulat!, ha establecido su mando. ¡Que vingi cap aquí sense excuses!»
Ya de noche, busco el auto que me trajo hasta aquí y el compañero no quiere acompañarme porque no quiere dejar su puesto de combate. Tomo el auto y rumbo a Pueblo Nuevo. No hubo tropiezo en el cami­no. Cuando llego a la Pubilla del Taulat encuentro a muchos conocidos de la barriada, entre ellos a muchos que no hubiera creído nunca capa­ces de tomar parte en la refriega.
Ricardo Sanz está allí en su elemento, gozando de su prestigio en­tre la gente del barrio. Le doy cuenta de mi misión y le pido que me acompañe para buscar los cartuchos para llevarlos a las Ramblas. Sanz hace algunas objeciones que me obligan a decirle: «¡todo el grupo está en las Ramblas y tú eres del grupo y tienes que estar junto a los otros!»
Recogemos un paquete de cartuchos de dinamita, fulminantes y me­cha y nos dirigimos hacia las Ramblas. Al llegar nos encontramos con la mala noticia de que ha muerto Francisco Ascaso."