19 de septiembre de 2012

LA ASOCIACIÓN ESPERANTISTA "NOVA SENTO"

La asociación esperantista "Nova Sento"*, con sede en el Poblenou y fundada en el 1912, fue un entusiasta grupo de seguidores de la nueva lengua internacional creada hacia 1887 por el oftalmólogo polaco Ludwik Lejzer Zamenhof, bajo el seudónimo de "Doktoro Esperanto". Desde el principio no sólo fue una lengua sino un nuevo humanismo abierto a todos, mujeres y hombres sin distinción de clases e ideologías, aunque con los años la libertaria y más en el caso que nos ocupa acabó pesando y mucho.
El Esperanto tardó algo en llegar a Catalunya, incluso respecto a otras partes de España, pues ya en 1898 en el Ateneo de Madrid se impartían clases de la nueva lengua donde, partiendo de su carácter interclasista, grupos de militares, profesiones liberales y religiosos, fueron sus primeros alumnos. Es como "lengua auxiliar" para el contacto con colegas del extranjero como primero triunfa y se pone de moda en Europa. En 1901 es cuando se tiene noticias de las primeras actividades esperantistas en Barcelona. 
El Esperanto es acogido primeramente en los medios catalanistas, donde destaca la figura de Frederic Pujulà i Vallés, esperantista incansable y organizador del V Congreso Internacional que tuvo como sede Barcelona.
Y es que la tradición asociativa de Catalunya hace que en pocos años el esperantismo se convierta en un fenómeno social. En 1908 el grupo esperantista «Ciam Antauen» del Clot, fundado ese mismo año, imparte cursos gratuitos de esperanto en la calle Clot 77.
El congreso de 1909 al que acudieron 1287 esperantistas de 52 países, con la presencia del Dr. Zamenhof no tuvo la brillantez esperada  pues hacía un mes la ciudad de Barcelona había sido sacudida por  la Semana Trágica y el ambiente represivo pesaba demasiado, además el gobierno español manipuló el congreso para dar una falsa sensación de normalidad. Los "esperantistas" de izquierdas intentaron infructuosamente que fuera aplazado, lo que aprovechó el sector más burgués para tomar posiciones.
En 1910 empiezan a aparecer los grupos obreros esperantistas si bien ya en 1907 se había fundado en el barrio de Gràcia de Barcelona, el grupo "Paco kaj amo" (Paz y amor) de carácter proletaro y sindicalista, que sería una se las sociedades esperantistas más dinámicas y que más se relacionaría  con nuestro grupo del Poblenou. 
En Octubre de 1910, en la asamblea fundacional de la CNT se recomendaba a sus afiliados "aprender y usar el idioma esperanto y apoyarlo individual y colectivamente por su carácter universal, no sujeto a fronteras nacionales de ningún tipo y otras razones ideológicas muy interesantes, coherentes con el ideario anarquista".Poco se sabe de los inicios del "Grupo Esperantista Nova Sento", "Nueva Sensación", que debió fundarse en 1912, aunque se tienen noticias que en 1914 estaban en el "Casal Catalanista" de la calle Venero, organizando cursos de esperanto. En Septiembre de 1915 aparece en La Vanguardia su traslado a los locales de la cooperativa la Antigua Independiente, de la calle Enna 151, en realidad el 156 de la que hoy es Ramón Turró, donde pudieron desarrollar más ampliamente sus actividades con conferencias propagandísticas. Y es que en los años de su existencia "Nova Sento" cambió a menudo de domicilio, lo que también fue una manera de acercarse a determinados círculos  principalmente de trabajadores y vecinos, y permitir que con la cercanía se animaran a aprender la nueva lengua.
En 1920 cambió su nombre por el de "Sociedad Esperantista Nova Sento". En 1924 se trasladan a la Cooperativa La Flor de Maig, en la calle Wad-Ras 195, hoy Doctor Trueta, donde prosiguen también con las conferencias como las del conocido poliglota y esperantista, Delfí Dalmau Gener, pedagogo  catalán  y librepensador. Será en La Flor de Maig donde crearán una "Sección Excursionista". Luego estarán en el Centro Democrático Radical de la calle Independencia 79 ( actual Badajoz),  y también en un centro que Esquerra tuvo en la calle Llull 210. En ambos seguirían organizando  cursos de esperanto, conferencias y excursiones.
En 1920 habían participado en la organización de las primeras asambleas deliberantes esperantistas de las tierras ibéricas con la finalidad de alcanzar una Confederación Esperantista Ibérica. Será una década en que la Sociedad se desarrollará a pesar de la Dictadura de Primo de Rivera.
Según Francesc Poblet i Feijoo, historiador especialista en el movimiento esperantista, en la asociación Nova Sento "hi havia una certa transversalitat entre els seus membres: tant hi podíem trobar petits comerciants, com persones il•lustrades i obrers, i hi destacava la gran participació de dones i famílies completes amb els seus infants. Als membres els unia un esperit lliurepensador, llibertari i, /…/, el desig, no exempt d’una certa innocència, d’un món més just i feliç."**
La proclamación de la segunda República en 1931 significa para la asociación el inicio de " una nueva era de progreso y de intensa actividad" y ese modesto grupo de esperantistas vería multiplicar su número de socios y sus actividades ya no sólo incluían las clásicas clases de esperanto, que gozaban de gran seguimiento, también había conferencias sobre temas sociales o relativos a la ciencia, excursiones y visitas a museos u otros lugares de interés. A partir de Marzo de 1932 publican mensualmente un pequeño boletín que les sirve para publicitarse, escrito en catalán, esperanto y castellano, el "Monata Bulteno de Esperanta Societo Nova Sento", el "Boletín Mensual de la Sociedad de Esperanto Nova Sento", del que adjunto el número 3, para que podáis apreciar el entusiasmo que en aquellos momentos atravesaba la sociedad que nos ocupa. 

También aquí, la carta en la que se nombraba socio honorario a Albert Carsí, asiduo conferenciante, prestigioso geólogo, miembro del Ateneu  Enciclopèdic y de pensamiento libertario.
Día de la inauguración en su nuevo local de Llacuna 1.
La inauguración de su emblemático domicilio social en la calle Llacuna 1 marcó el cenit se esta sociedad esperantista. Fue el 17 de Diciembre de 1932 con una conferencia "L'Avantatge del esperanto per als obrers" de Delfí Dalmau Gener.
Delfí Dalmau Gener
En 1936 con la derrota del golpe militar fascista en Barcelona y contagiado del espíritu revolucionario, el grupo se siente proyectado en todos sus argumentos igualitaristas,  solidarios y de cambio social. "De cara a l'avenir" (De cara al porvenir) y "Cap a la transformació de la vida social" (Hacia la transformación de la vida social", titulan sus boletines posteriores, en plena revolución. 

Pero el entusiasmo con los meses va dejando paso a la cruda realidad, la guerra. Sus miembros van siendo movilizados, algunos pierden la vida, y mes a mes va venciendo el desánimo, el día a día de los bombardeos y de las carencias, lo que se refleja en su boletín que a partir de 1938 se convierte en bimensual, editado en papel de baja calidad y con algunas noticias recortadas de la revista de esperanto de la CNT-FAI. La asociación como la sociedad que luchaba por la libertad, está tocada de muerte. A finales de año desaparece, algunos de sus miembros como muchos ciudadanos se exilian, otros intentarán pasar inadvertidos, sabiendo que para el dictador Franco todo lo relacionado con la cultura, es sospechoso, cuando no delito flagrante. No nos ha de extrañar la presencia de alguno de los boletines y la carta a Albert Carsí entre los famosos "Papeles de Salamanca".

* No confundir con otro importante grupo de esperantistas de Bilbao.
** "Había una cierta transversalidad entre sus miembros: tanto podíamos encontrar pequeños comerciantes, como personas ilustradas y obreros, y destacaba la gran participación de mujeres y familias completas con sus niños. A los miembros les unía un espíritu librepensador, libertario y, / ... /, el deseo, no exento de una cierta inocencia, de un mundo más justo y feliz." en  "Kataluna Esperantisto"

10 de julio de 2012

PERE ESTEVE, nuestro anarquista más internacional


Pere Esteve nació en Sant Martí de Provençals, probablemente en 1865, aunque también se citan los años 1861 y 1866. Muy de joven se puso a trabajar aprendiendo el oficio de tipógrafo en «La Academia», un taller tipográfico del liberal Evaristo Ullastres, que daba faena a unos 60 obreros entre los que se encontraban los bakuninistas Anselmo Lorenzo y Antoni Pellicer. Ingresó más tarde en "La Solidaria" una sociedad de tendencia anarquista asociada a la Federación de Trabajadores de la Región Española, una organización obrera que pretendía seguir los pasos de la disuelta Federación Regional Española, sección española de la Asociación Internacional de los Trabajadores.
Pere Esteve dirigió junto a Antoni Pellicer el periódico "El Productor" (1887-1893),   órgano de las sociedades obreras de Barcelona, que tuvo una gran importancia teórica, ya que presidió el paso del anarco-colectivismo catalán al «anarquismo sin adjetivos» y que hizo la revisión de la obra de la Federación de Trabajadores de la Región Española. Aquí Esteve forjó su su personalidad en el activismo intelectual, cualidad que le acompañaría toda su vida, como organizador, propagandista y teórico del anarquismo "a caballo" entre dos etapas históricas de la ideología libertaria.
Tuvo un papel destacado en la organización del primero de Mayo de 1890 en Barcelona y participó en el Congreso Obrero Ampliado celebrado en Madrid en 1891, en el que planeó la discusión sobre las tácticas de lucha sindical, y ese mismo año junto a Tarrida del Mármol representó a la delegación anarquista española en el Congreso de Bruselas de la Segunda Internacional.
En Noviembre de 1891 Errico Malatesta llegó a Barcelona y Pere Esteve le acompaña recorriendo media España dando mítines y llegando hasta Jerez donde coinciden con la insurrección campesina (8 y de 9 febrero 1892).

Errico Malatesta
Perseguido por las autoridades, con Adrián del Valle, huye a Europa (París, Bruselas, Ostende, Londres), gracias a lo cual conoce a destacados militantes anarquistas (Jean Grave, Charles Malato, Émile Pouget y Piotr Kropotkin). Vuelve clandestinamente a Barcelona para emigrar y exiliarse definitivamente a Estados Unidos. En Nueva Jersey dirige el periódico anarquista "El Despertar" y después se instala en Nueva York donde mantiene unas fructíferas relaciones con los movimientos anarquistas de la ciudad, pero también de Florida y Cuba.En septiembre de 1893 es uno de los delegados, junto a Vicente García, que representa al movimiento anarquista español, en la Conferencia Anarquista Internacional de Chicago, donde presentó el informe "Apuntes sobre la situación española".

Al año siguiente residió unos meses en La Habana para volver a Filadelfia, donde estuvo a punto de ser linchado debido a su activismo. Entre 1901 y 1911 se establece en Tampa (Florida), donde trabaja de lector en una fábrica de tabaco y en la que participa en el movimiento sindical, editando un periódico y formando parte del grupo "Ferrer y Guardia" por lo que es perseguido y su vida corre de nuevo peligro.
En 1911 tuvo intensa relación epistolar con Ricardo Flores Magón, dirigente del Partido Liberal Mexicano, movimiento revolucionario de tendencia libertaria y ya como director del periódico "Cultura Obrera" de Nueva York, ciudad en cuyas afueras volvió a instalarse, se erigió como ardiente defensor y propagandista de la causa magonista, en cuya acción emancipadora creyó firmemente.

Ricardo Flores Magón
Muy influyente y conectado con los anarquistas de Estados Unidos, Europa y España, Esteve dio a conocer la insurrección de Baja California a los anarquistas de otros lugares del mundo, alentándoles a unirse a ella, como primer paso, para llevar la revolución social a todo México, siendo su papel decisivo para conseguir ayuda humana y material. Esteve realizó una gran labor en los medios anarquistas de lengua española en Estados Unidos, donde también conoció a Emma Goldman.

 
Durante un breve periodo de tiempo fue secretario de la Industrial Workers of the World (IWW) de Nueva York, para ayudar junto a Jaime Vidal, a los marineros y estibadores hispanos. En 1917, durante la Gran Guerra fue detenido por hacer propaganda antibelicista, siendo prohibido el periódico que editaba.
Participó bajo seudónimo en muchas publicaciones libertarias y publicó los libros: " Reformismo, dictadura, federalismo","Socialismo anarquista: la ley, la violencia, el anarquismo, la revolucion social".
Murió el 14 de septiembre de 1925 en Weehawken, Nueva Jersey, de una congestión cerebral, una semana antes había pronunciado su primera conferencia en inglés.

25 de junio de 2012

:::::::Valeri Mas y los hechos de Mayo del 37:::::::

Como en el anterior caso, también la figura de Valeri Mas Casas forma parte de esos militantes que ocuparon cargos en la CNT y en la Generalitat en esos momentos críticos de la guerra civil y que, con la premisa de ganarla, determinaron de hecho la renuncia revolucionaria. Como Joan Fàbregas, Valeri Mas también nació en Sant Martí de Provençals, pero en el año 1894.
A los 14 años, ya en Granollers, se afilia al "Sindicat de Cilindradors de Teixits" y posteriormente a la CNT, si bien como contramaestre textil fue  promotor en el Vallés Oriental del combativo sindicato "El Radium". 
Con otros compañeros funda el Ateneo Libertario de Granollers en plena dictadura de Primo de Rivera. Durante la República fue varias veces detenido y se muestra especialmente activo como organizador de huelgas o sumándose al levantamiento anarquista de aquella ciudad y perseguido se instala en Barcelona. Pero es en la guerra civil cuando ocupa altos cargos de responsabilidad en la CNT, representándola en el Comité Central de Abastos. Desde Enero de 1937 participa en el Comité de Enlace de la CNT-FAI con socialistas y comunistas. En Noviembre de 1936 es nombrado secretario general del Comité Regional de Catalunya en oposición a los sectores más radicales.
Con vehemencia se muestra partidario de la participación del Sindicato anarquista en la Generalitat, incluso en la crisis de Mayo del 37, cuando bajo la excusa de devolver el control de las comunicaciones al gobierno se asalta la Telefónica, entonces feudo anarquista y se lleva a cabo un auténtico golpe de estado interno, a partir del cual la CNT perderá la hegemonía y respeto que había conquistado en la Revolución del 36.
Es fácil ahora juzgar la postura de Valeri Mas, pero a la vista de las graves consecuencias que se derivaron de su participación, 
parece claro que no estuvo acertado ni leal con las bases obreras ni con sus "aliados políticos" del POUM. El historiador Agustín Guillamón en su libro titulado "La Agrupación de los Amigos de Durruti" lo expresa así:
"La estúpida ceguera, la fidelidad inquebrantable a la unidad antifascista, el grado de colaboración con el gobierno republicano de los principales dirigentes anarcosindicalistas (desde Peiró hasta Federica Montseny, de "Abad de Santillán" a García Oliver, de "Marianet" a Valerio Mas) no eran un dato irrelevante, ni desconocido, para el gobierno de la Generalidad y los agentes soviéticos. Se podía contar con su exulta santidad, como demostraron colmadamente durante las Jornadas de Mayo."
El día 3 de Mayo a las 14,45 h., esperando que por ser la hora de la comida no encontrar tanta reisistencia, el comisario general de Orden Público Eusebi Rodríguez Salas, del PSUC, cumple la orden del conseller del Interior, Artemi Aiguader, de ERC, de asaltar con tres camiones llenos de Guardias de Asalto el edificio de Telefónica de Plaza Catalunya. Los trabajadores de la CNT del primer piso, sorprendidos, son desarmados, pero los de arriba, alarmados, oponen una feroz resistencia, utilizando una ametralladora desde la azotea.
La confrontación que se venía barruntando estalla entre los dos bandos: ERC, PSUC y UGT, junto a los cuerpos de seguridad republicanos, por un lado; y la CNT-FAI, Juventudes libertarias y POUM, por el otro.
De forma espontánea y sin seguir las directrices de la organización se levantan barricadas en los barrios obreros y principalmente en Las Ramblas, a la vez que se declara la huelga general.
En el Poblenou se vuelven a levantar las barricadas de la Carretera de Mataró (Pere IV), en Sants es asaltado el cuartel de los guardias de asalto, en el Poble-sec el comité de defensa derrota a la guardia nacional (antigua guardia civil). La CNT controla "la ciudad", pero los enfrentamientos armados, que causarán unos 500 muertos, seguirán. La Generalitat ha pedido ayuda al gobierno central y sus "ministros anarquistas", tomarán cartas en el asunto a su favor, con el envío de fuerzas de asalto el primero y con la llamada reiterada al abandono de las armas y la vuelta al trabajo los segundos.
 
La tarde del 3 de Mayo Valeri Mas, con algunos otros anarquistas, se presentó en el despacho de Tarradellas, para pedirle la inmediata retirada de las fuerzas de Asalto que intentaban ocupar la Telefónica. Tarradellas, y luego Artemi Aiguader, al que también visitaron, se hicieron los sorprendidos y pretextaron que ellos no habían dado la orden de ocupación de la Telefónica.
Esa misma noche  se reunieron, en la Casa CNT-FAI, el Comité Regional de la CNT y el Comité ejecutivo del POUM para tratar sobre la situación. Tras un análisis en profundidad  por parte de los poumistas; Valeri Mas, en nombre del CR de la CNT, agradeció a Nin, Andrade y Solano "la agradable velada", repitiendo varias veces que el debate y la discusión habían sido muy interesantes, y que habrían de repetir la experiencia. Pero sin decidir ninguna postura en común ni llegar a  acuerdo alguno. Los dirigentes anarquistas con Valeri Mas al frente creían  que era suficiente con "haber enseñado los dientes" a los estalinistas y republicanos, y que una vez demostrada la fuerza de la CNT no se atreverían a ir más allá. 
Ante la negativa de Companys a destituir a los que dieron la orden del asalto el día 4 se endurecieron los enfentamientos, a pesar de los llamamientos repetidos a la calma de los "ministros anarquistas". Pero las bases obreras y también la corriente ideológica más radical , la agrupación "Los amigos de Durruti", y el propio partido del POUM, a pesar de sus deseos, ya empezaban a ver la imposibilidad  de una  victoria, ya que la misma dirección cenetista no estaba por ello sino todo lo contrario, el plano político era muy confuso y la posible respuesta de las columnas anarquistas armadas supondría el hundimiento de los frentes.
 
Por la tarde desde el Palau de la Generalitat García Oliver lanza por radio su patético discurso conocido como "La leyenda del beso":
"¡Camaradas! Por la unidad antifascista, por la unidad proletaria, por los que cayeron en la lucha, no hagáis caso de provocaciones. No cultivéis en estos momentos el culto a los muertos. Que no sean los muertos, la pasión de los muertos, de nuestros hermanos caídos, lo que os impida en estos momentos cesar el fuego. No hagáis un culto a los muertos. […] Todos cuantos han muerto hoy son mis hermanos; me inclino ante ellos y los beso. Son víctimas de la lucha antifascista y los besos a todos por igual"
Termina el día 4 con la idea a pesar de las consignas de los panfletos de "La Agrupación Los Amigos de Durruti", de que sólo queda la posibilidad de una retirada ordenada y con honor. Aún así, también había dirigentes como Ricardo Sanz que luego opinaba que los restos de la columna Durruti en sus emplazamientos en la Avenida Icaria, del Poblenou, se podían haber desplegado por la ciudad y haber vencido.

El día 5 el Presidente Companys, para calmar la situación y ganar tiempo, disuelve el gobierno y propone la formación de uno nuevo con la CNT, la Esquerra, PSUC y Unió de Rabassaires. El representante de la CNT será Valeri Mas como Conseller d'Economia i Serveis Públics, entrando en ese doble juego envenenado que sería tan letal para los anarquistas y poumistas que se batían en la calle. El mismo día 5 no se puede constituir el nuevo gobierno, pues Antonio Sesé, miembro del PSUC fue asesinado cuando se dirigía a tomar posesión del cargo. Los comunistas acusarán a los anarquistas, aunque luego se comprobará que el trayecto escogido estaba cubierto por "fuego amigo".
En estos días no todos los muertos lo serán en los enfrentamientos sino que habrán claros asesinatos "políticos" como el de los anarquistas italianos Berneri y Barbieri, sacados de su casa por un grupo de comunistas armados, o el asesinato de Alfredo Martínez, dirigente de las Juventudes Libertarias cuando pretendía negociar con las Juventudes  del PSUC, o los doce militantes de Sant Andreu, asesinados y abandonados en el cementerio de Cerdanyola.

El combate continuó sin interrupciones hasta el 6 de mayo, cuando ambos bandos mantenían ya una actitud mayormente defensiva. El día 6 hubo un armisticio, pero la lucha no tardó en reanudarse, pues los guardias civiles hicieron intentos prematuros de desarmar a los trabajadores de la CNT. Al día siguiente muchos obreros comenzaron a abandonar las barricadas por propia iniciativa. Decepcionados rompían sus carnets del sindicato.
El día 7 las barricadas de los trabajadores empezaron a desmontarse, sólo permanecen las de la policía, las del PSUC y del Estat Català. Los trabajadores anarquistas y poumistas liberaron a sus presos pero no sucedió lo mismo en el otro bando. También llegan a Barcelona los guardias de asalto, enviados por el gobierno de Valencia, que desfilan de forma chulesca por el Paseo de Gracia. Companys cede el control del orden público y las Patrullas de Control, que serían disueltas el 6 de Junio, se ponen a las órdenes del delegado de Orden Público especial enviado por las autoridades de la República.
Ese día 7 se constituye el nuevo reducido gobierno de la Generalitat, aplazado por la muerte de Sesé y se consuma para muchos la traición a la revolución de Julio del 36. Los obreros van siendo desarmados y se inicia el hostigamiento a las juventudes libertarias y al Poum. El 17 de Mayo el gobierno central de Largo Caballero es sustituido por el de Negrín y el control del poder cae en manos de los comunistas. En Barcelona el cónsul soviético Antonov-Ovsieyenko actúa como correa de transmisión de Stalin dirigiendo la persecución contra el POUM. Curiosamente en Octubre sería él mismo, víctima de una purga, fusilado.
El 16 de Junio Nin fue detenido por la policía, junto con otros dirigentes del POUM. Intentando arrancarle una autoconfesión de que "trabajaba" para los nacionales fue salvajemente torturado y posteriormente asesinado.
Valeri Mas dimite de su cargo de secretario del Comité Regional de Catalunya de la CNT a causa de les violentas críticas de los militantes por la actuación de los cargos cenetistas, ocupando la consellería hasta el 29 de junio, en el que ya desaparecerán los anarquistas del gobierno. Acabada la guerra pasa a Francia donde en Perpignan será uno de los creadores del Movimiento Libertario Español (MLE), bajo cuyas siglas se agruparon las organizaciones CNT, FAI y FIJL, en el exilio. Es internado  en el campo de concentración de Vernet y deportado después al de Djelfa, en el norte de África. Con la liberación, pasa a Francia donde trabaja en una granja y reanuda su actividad organizativa al lado del sector ortodoxo de la CNT de Toulouse, que seguía lamentándose de "aquella traición comunista". Muere en 1973 en Lissac.

3 de junio de 2012

:Joan P. Fàbregas, la posible vida de un "posibilista":


Cuando el 20 de Julio de 1936 y los días que le siguieron, los anarquistas, fuertemente armados, dueños de la calle, los barrios y las fábricas, renunciaron, ante un futuro incierto a llevar a sus últimas consecuencias sus presupuestos revolucionarios, se abría un camino intermedio que con la "realista"  intención de ganar “primero la guerra”, significó también la pérdida irreparable de su protagonismo.
Se respetaba la Generalitat y se creaba  junto a los partidos burgueses el Comité Central de Milicias Antifascistas. Aún así, los primeros días, primeros meses, el poder real seguia perviviendo en la calle y los barrios, mientras  en las fábricas se había iniciado, antes de cualquier consigna, su apropiación colectiva; en bastantes casos obligada por la precipitada huída de sus dueños.
Cuando la Generalitat y su president Companys se rehízo en el poder a base de atraer a la CNT a participar en su gobierno, una paradoja en  el anarquismo, fue el momento de poner por escrito “los avances revolucionarios”. No era una “socialización” de la economía, un cambio revolucionario de su estructura, sino reconocer lo que  ya eran una realidad, la colectivización, era el momento de “hacer la ley”, de definirla y también de constreñirla, pero especulaciones aparte,  fue la salida “posibilista” escogida. 

Es aquí cuando nuestro personaje tiene un papel crucial, como conseller d’Economía y representando a la CNT. Su nombre era Joan Porqueras Fàbregas, aunque fue mucho más conocido como Joan P. Fábregas y nació en Sant Martí de Provençals en el año 1893.
Hoy su figura es practicamente desconocida  y los datos que se encuentran de él a veces son contradictorios, probablemente fomentado por sus enemigos políticos, aunque él mismo quizá colaboró a ello con su cambio de nombre. Hijo de un tabernero, estudió teneduría de libros (contabilidad). Durante la Semana Trágica de 1909 se sabe que fue herido y posteriormente se marchó a Argentina. De vuelta ayudó a su padre en la taberna pero después fue panadero y vendedor de automóbiles, e inició algún negocio particular para acabar trabajando en la Banca Marsans como asesor y consejero comercial a mediados de los años veinte. Y es aquí de donde parte la confusión sobre sus tendencias políticas en aquellos tiempos, y que alguna fuente, utilizada por Carlos Semprún-Maura*, lo hace militar en la conservadora "Lliga Regionalista". El trabajo de Fàbregas está claro que lo lleva a relacionarse con la  rancia burguesia catalana, de hecho son sus clientes, pero otra cosa es que  comulgase con esa derecha, y más cuando, recién proclamada la República, se presenta por las listas de Esquerra Repúblicana de Catalunya (ERC) y  se afilia al Sindicato de Profesiones Liberales de la CNT.
En Enero de 1932 funda el Instituto de Ciencias Económicas de Catalunya dentro del Ateneu Enciclopèdic Popular donde desarrolló su faceta de destacado conferenciante sobre economía política.
Cuando estalló la Guerra Civil en Julio del 36 representó al Sindicato de Profesiones Liberales en el "Consell de l'Escola Nova Unificada" (CENU), lo que pretendía ser la nueva escuela racionalista, única, laica, mixta y en lengua catalana. El 11 de Agosto entraba a formar parte del Consell de Economia de Catalunya donde defendió el criterio de la colectivización. Fàbregas  llegó en un momento en que la organización anarcosindicalista, como indicábamos al principio, había optado por la opción posibilista y precisaba de alguien con fundados conocimientos de  economía.
Una vez los plenos locales y comarcales de la CNT habían dado el visto bueno a la entrada en el gobierno de la Generalitat. Joan P. Fàbregas es designado el 26 de Septiembre, conseller d'Economia en el gobierno que el President Companys delega (!?) en Josep Tarradellas.
En este cargo, Fàbregas redacta y firma el decreto de "Col·lectivitzacions i Control Obrer", la disposición legal en materia de economía más importante promulgada durante la guerra civil. Defendida con tenacidad y con fuertes tensiones, se dice que llegó a sacarle una pistola a Tarradellas.
Sorprendentemente en aquellos momentos Fàbregas se muestra contrario a la entrada de la CNT en el gobierno central y , victima de las presiones internas, el 17 de Diciembre será sustituido por Sinesio García, más conocido por Diego Abad de Santillán. Lo que explica en su libro "Vuitanta dies en el govern de la Generalitat. El que vaig fer i el que no en varen deixar fer"**. Si seguimos las intervenciones de Fàbregas tanto en la Generalitat como en los Comités, tal como aparecen en el libro "La Revolución de los Comités" de Agustín Guillamón, nos damos cuenta de que a sabiendas de que partía de un gobierno interclasista y pretendidamente de "unidad antifascista", Fàbregas es el único que propone medidas realistas y a la vez respetuosas con los primeros logros sociales, con la finalidad manifiesta de estimular una economía maltrecha, y necesitada de un comercio exterior e interior donde circularan las materias primas sin especuladores y capas parasitarias. Si bien ya de hecho el decreto de "Col·lectivitzacions i Control Obrer" era un marco que legalizaba y a la vez limitaba las colectivizaciones, pues se había renunciado a la revolución con el fin de ganar la guerra, las limitaciones reales y contradicciones al espíritu del texto vinieron al poco cuando, libres de Fabregas y a base de disposiciones posteriores, Tarradellas y Comorera lo tergiversaron fatalmente.
Fàbregas volvió al Sindicato de la Enseñanza y Profesiones Liberales y al comité del CENU hasta Junio de 1937 en que se distancia definitivamente de la política y marcha primero a Francia, temeroso de la venganza estalinista, y al estallar la guerra, a Londres, donde acabó colaborando con la BBC, y ciudad en la que finalmente moriría en 1966.

* "Revolución y contrarrevolución en Cataluña (1936-1937)". Si bien Carlos Semprún-Maura parece basarse en los mismos infundios que sirvieron a los comunistas para apartar a Fabregas del gobierno en su momento. De hecho la misma personalidad y evolución de Carlos Semprun Maura desde posturas comunistas hasta las neoliberales de moda, tampoco le otorgan mucha autoridad en su criterio.
** Ochenta días en el gobierno de la Generalitat. Lo que hice y lo que no me dejaron hacer

10 de abril de 2012

::Josep Silvestre Granell, un luchador del barrio::


Josep Silvestre Granell (Sant Martí de Provençals, ? – Caracas , 1969) fue un trabajador anarquista que destacó en su labor en el barrio del Poblenou, afiliado como cilindrador al sindicato de la CNT en los tiempos heroicos en que la organización llegó a tener una fuerza y combatividad que causó el pánico entre la patronal, lo que dio origen al pistolerismo.
Josep Silvestre fue un firme impulsor de toda iniciativa cultural y libertaria, colaborando en la implantación de las escuelas racionalistas en la segunda década del siglo pasado, en especial "La Farigola" del Clot (1913). Destacó también su presencia en los comités de huelga y pro presos.
Aficionado al teatro,  donde recibe el sobrenombre de "Sciutti", dirige a grupos de obreros interesados en la farándula a beneficio de los presos/as confederales.
Entró en la cárcel en numerosas ocasiones y estuvo deportado en Reus. En plena represión del Gobernador militar de Barcelona, Martínez Anido y de su jefe de Policía, Miguel Arlegui, en el tiempo en que de forma sistemática se aplicaba la "ley de fugas", salvó su vida cuando su compañera María Adelantado, con su hijita Conchita en brazos, se decidió a acompañarle en su conducción.
Vivió en la calle Catalunya (hoy Ciutat de Granada), donde nació su hijo Joaquim Silvestre*, también conocido militante anarquista.Trabajó en Can Girona, donde en 1921 un trabajador le delata con la acusación de querer cobrarle la cuota del sindicato único bajo amenazas y es entonces cuando se le pretende relacionar con la muerte de un policía.
Exiliado a Francia, en la dictadura de Primo de Rivera, sufrió las penalidades del trabajo en la mina y su activismo quedará relegado a un segundo plano. Aún así vuelve con su familia a Barcelona en 1934 y acabada la guerra se exilia de nuevo, primero a Francia para ser luego acogido en México.
Establecido luego en Caracas (Venezuela) su figura se popularizó por sus emisiones radiofónicas contra el franquismo, siendo conserje del Centre Català de Caracas, y también militó en el SIA, Solidaridad Internacional Antifascista, como encargado de propaganda.

* Joaquim Silvestre Adelantado se afilió a la CNT en el ramo de la alimentación de Barcelona, trabajó en Martini Rossi. En enero de 1937 pidió integrarse en el grupo Fructidor de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), formado por militantes de los sindicatos de transporte y alimentación. Durante la guerra fue capitán junto a Vivancos García, del que fue secretario y luchó en el frente de Teruel. Exiliado con su esposa, María Cabañero Martín, primero a México, luego se trasladó a Caracas (Venezuela). Joaquím Silvestre "Quimet" murió en Barcelona en 1997 de un ataque al corazón.

20 de marzo de 2012

LA COOPERATIVA LA FLOR DE MAIG, un poco de su gran historia.

  En la entrada de la Flor de Maig, una alegoría del trabajo y el apoyo mutuo.
En 1890 dieciseis obreros, muchos de ellos toneleros, fundan en el Poblenou "La Sociedad Cooperativa Obrera de Ahorro y Consumo La Flor de Mayo", que llegará a ser una de las cooperativas más importante del país, con una apotación de 25 ptas. por socio que les sirvió para empezar con la compra de “un banco de madera, un litro de petróleo, un quinqué, un barril grande, un embudo, seis vasos de cristal, un juego de medidas para el litro y una partida de vino común".
Sus fundadores, aficionados al canto coral, le dieron el nombre de una de las más celebres composiciones de Anselm Clavé, La Flor de Mayo, y entre ellos encontramos a toneleros muy activos dentro del movimiento obrero de la época. Pere Rovira, su primer presidente, sería también representante de Sant Martí de Provençals en la Federació de Boters, como Jaume Anglés, que ya mencionamos, cuando tratamos del boletín que publicaban, El Eco de Obreros Toneleros, y que fue participe activo en tal asociación y más adelante en "Solidaridad Obrera".
Primero, la sociedad alquiló un modesto local en el Pasaje Messeguer, pero cuatro años más tarde, compraron unos terrenos en la calle Wad-Ras 195 (actual Doctor Trueta) donde construyeron su local social, la que sería ya para siempre su emblemática sede central.
"La Sociedad Cooperativa Obrera de Ahorro y Consumo La Flor de Mayo" seguía, como otras, los principios del cooperativismo del que fueron pioneros los tejedores ingleses de Rochdale, promoviendo el ahorro entre sus asociados, pues comprando al mayor los alimentos ya no estaban condenados a pagar los precios abusivos de los comerciantes del barrio.
La Cooperativa fue creciendo y abriendo otras sucursales, en el barrio y en otros, a través de la absorción o fusión con otras cooperativas y si en un principio fueron los mismos socios quienes se encargaban de la compra y distribución de los artículos de consumo, se acabó por contratar a trabajadores para su transporte y venta.
Pero también en el ideal cooperativista figuraba la solidaridad y la ayuda mutua como valores fundamentales, por lo que fueron creando ayudas de auxilio a la vejez y a los imposibilitados para el trabajo. Junto a otras cooperativas fueron los impulsores de la Vil·la de Salut de l'Aliança. Se ocuparon en desarrollar escuelas nocturnas para adultos, preocupados como estaban por la cultura de la clase obrera, con una biblioteca bien equipada, de pedagogía cooperativista, de esperanto, también de actividades de descanso, teatro y café.
En 1908 la Cooperativa adquirió una finca rústica en Cerdanyola donde construyó una Granja que servía para proveerse de productos frescos, hortalizas y carne, así como de lugar de esparcimiento y descanso.
Claramente la "Flor de Maig" no era sólo una cooperativa de consumo sino también de producción, aunque de hecho ya había comenzado en 1898 con un artículo de primera necesidad como el pan.
A finales de los años veinte la Cooperativa tenía siete Sucursales, la Sede Central y la finca de Cerdanyola con su Granja, todo un éxito. Pero precisamente ese éxito "comercial" sería causa,  primero de un estancamiento y luego de una confusa sensación de crisis que se consolidaría en la República. Es de suponer que el espíritu cooperativista quedaba diluido ante la magnitud de la entidad, surgiendo disputas entre las juntas directivas de las sucursales, situación que además se vería agravada con los problemas económicos derivados de la crisis del 29. 
Así llegamos a Julio de 1936, cuando derrotado el golpe fascista en Barcelona se entra en unos primeros meses en que aquel espíritu cooperativista es puesto en cuestión y desbordado por una situación revolucionaria. En una economía que se preveía "socializada", el cooperativista se convertía en un "pequeño propietario". Aunque parece que esa "duda identitaria"  se vio rápidamente superada por el desarrollo de la guerra y su táctica, que impuso la fusión de las cooperativas en la Unió de Cooperadors de Barcelona. 
Pero además de "esa" guerra civil, había otra latente entre las fuerzas "leales a la República", por un lado las burguesas y legalistas y por el otro las revolucionarias que habían ido perdiendo peso hasta llegar al Mayo del 37, que coincide también con otra reestructuración en la organización cooperativista. Si bien todo esto no ha de hacernos pasar por alto la gran labor solidaria que aún realizaron, como la acogida a los "niños de la guerra"  y los comedores populares.
Pero si el movimiento cooperativista se había visto abocado a cambios imprevistos en su gestión, lo que pasó después con la entrada de Franco vino a significar la incautación de la gran parte del patrimonio cooperativista, aunque después bajo la gestión del sindicato vertical, siguieron algunas cooperativas, ya que con ello se pretendía dar un "contenido social" a lo que había sido simplemente un golpe de estado de la derecha más reaccionaria, fueron entrando en crisis casi todas.
La Cooperativa La Flor de Maig, que sólo una década antes  poseía un gran patrimonio, fue objeto de la rapiña y de la administración fraudulenta por parte de los nuevos gestores y definitivamente en 1948 se inicia su liquidación**.
Dos edificios quedarán en el Poblenou como testigos de aquel glorioso pasado cooperativista. Uno el de su sede central de la calle Wad-Ras 195, hoy Doctor Trueta, y el otro el de su sucursal de Pere IV 92. 
Si bien el primero sería recuperado en 1978 para el barrio gracias al movimiento vecinal como Ateneu Popular La Flor de Maig... aunque esto ya merece otra historia.

* *Muy recientemente la gente de Poblenou.org han investigado sobre el tema y sacado a la luz  como el histórico edificio central acabó en manos de empresarios franquistas.
*Fotos antiguas de L. Roisin, ANC y postales, y recientes de E.Cabet